Av. Luis Thayer Ojeda Norte 0180, Edif. Plaza, Piso 7, Ofi. 708. Providencia
+56 9 3392 4928

Masoterapia

Para relajar o calmar una dolencia muscular, los masajes y masoterapia son técnicas realizadas a través del deslizamiento de las manos sobre la piel, transmitiendo calor que puede tener efectos superficiales o profundos en la musculatura.

masaje relajante

Un masaje relajante no tiene un objetivo terapéutico, si no que se realiza para lograr un estado de relajación. Se recomienda para personas deportistas, sobre todo de manera posterior o inmediata a la actividad física. En personas sedentarias es bueno hacer masaje suave y sin dolor. Para niños es mejor un masaje estimulante, y para la tercera edad, el kinesiólogo recomienda un masaje mixto entre relajación y profundo.

Masoterapia

(Masaje Descontracturante)

Esta técnica es realizada por un kinesiólogo y su objetivo es terapéutico, ya que logra liberar los tejidos, mejorar la circulación y liberar puntos gatillos activos. En general es un masaje que moviliza tejidos profundos y permite el deslizamiento de las estructuras propias del organismo.

La masoterapia está recomendada para personas con malas posturas que generan “trigger point”, más conocidos como “nudos”. Un masaje sobre un trigger point permite lograr un punto inactivo y sin dolor. En personas con daño músculo esquelético, el masaje de liberación miofascial es el más indicado, ya que permite liberar los tejidos profundos, para ello se utiliza la técnica de máxima tensión. Generalmente este tratamiento es doloroso y se necesitan varias sesiones solucionar el problema.

Drenaje Linfático Manual

Un masaje capaz de eliminar desechos orgánicos.

El drenaje linfático es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que cuando se realizan en la dirección correcta, siguiendo la corriente de los conductos linfáticos, estimula el drenaje a través de estos, limpiando las zonas congestionadas, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos. Es un masaje que beneficia tanto a hombres y mujeres está recomendado realizarse periódicamente, ya que es muy beneficioso para la circulación.

Beneficios

• Regula el equilibrio hídrico del organismo
• Mejora el funcionamiento del sistema linfático
• Mejora la circulación de retorno
• Depura el organismo
• Tiene un efecto muy sedante en el sistema nervioso
• Baja la presión sanguínea
• Estimula la función renal
• Estimula el sistema inmunológico

Indicaciones

• Edemas (embarazo, faciales, linfoestáticos, del sistema nervioso, postoperatorios, etc.)
• Varices
• Fibromialgia
• Acné
• Celulitis
• Piernas cansadas o hinchadas
• Migrañas, dolor de cabeza, vértigo
• Artrosis, artritis
• Hematomas
• Hipertensión
• Edema premenstrual
• Hipotiroidismo
• Edema por problemas renales
• Afecciones del aparato digestivo
• Ansiedad, estrés

Contraindicaciones

Aunque el drenaje linfático manual es una técnica muy suave que beneficia el estado de salud en general, está contraindicada en los siguientes casos:

• Infecciones agudas
• Inflamaciones agudas
• Edemas por insuficiencia cardíaca
• Flebitis o tromboflebitis
• Hipertiroidismo
• Cáncer en curso
• Asma
• Hipotensión

MASAJES REDUCTIVOS

El masaje reductivo es un masaje enérgico, con un ritmo rápido, en algunos casos un poco dolorosos y que genera hiperemia (aumento de irrigación sanguínea localizada). Las técnicas más utilizadas son amasamiento, fricciones y percusiones. Lo debe realizar una kinesióloga o personal capacitado en el área de estética, ya que la técnica es muy importante para obtener el resultado esperado.

Se debe utilizar un método deslizante para el masaje reductivo, como cremas con principios activos generalmente con efecto térmico o criogeno.

¿Cuál es su objetivo?

Principalmente disminuir el panículo adiposo, generando un efecto de reducción, que se expresa en la disminución de medidas corporales, y estilización de la silueta corporal.

Indicaciones

Los tratamientos estéticos solo deben ser aplicados en personas sanas, y solo con sobrepeso leve, no con obesidad.

Se pueden realizar este tratamiento hombres y mujeres, desde los 18 años hasta aproximadamente los 70 años, es importante realizar una buena evaluación para ver el objetivo del paciente y si es compatible con el tratamiento.

En las mujeres principalmente el masaje reductivo se realiza en abdomen, caderas y muslos, en hombres se realiza en Abdomen, cadera y zona pectoral.
La sesión de masaje reductivo se puede complementar con aparatología reductora o reafirmante.

Como complemento del tratamiento se debe realizar dieta balanceada, tomar más líquido y realizar ejercicio, ya que el masaje reductivo no baja de peso, solo se disminuye en centímetros.

Contraindicaciones

Pacientes con obesidad, con marcapasos, embarazadas y con alteraciones en la piel.

Para los pacientes con fragilidad capilar no está contraindicado, pero es necesario realizar una prueba para ver si producen hematomas.

Existe posibilidad de que aparezcan pequeños hematomas y/o cambio de coloración en la piel de la zona tratada, sobre todo en pacientes con pieles blancas que tienden hacer más sensibles y en general un poco de dolor posterior a la sesión, sobre todo en pacientes que se lo realizan por primera vez, aunque también hay pacientes que se relajan con el tratamiento.

EN RESUMEN

El masaje reductivo es una técnica bastante antigua, pero que genera buenos resultados, es importante una buena técnica de aplicación y que el paciente lo complemente con buena alimentación y ejercicios.

Además es un mito que el masaje reductivo pueda generar flacidez, ya que si la evaluación es la correcta y la técnica es la adecuada ocurre el efecto de tonificación de la piel.

Agenda tu cita ¡Ahora!

Abrir chat