Av. Luis Thayer Ojeda Norte 0180, Edif. Plaza, Piso 7, Ofi. 708. Providencia
+56 9 3392 4928

Cavitación

¿Qué es?

La cavitación es un tratamiento con una novedosa técnica no invasiva que no requiere cirugía, anestesia, ni hospitalización, que ayuda a reducir y modelar el contorno corporal de toda paciente que desea tratar una zona específica con grasa localizada y reducir la apariencia de celulitis. Las sesiones de cavitación duran entre 20 y 30 minutos, en caso de que se tenga sobrepreso se puede aplicar el tratamiento siempre y cuando esté acompañado de un cambio positivo en la nutrición del paciente, en la práctica de algún ejercicio y consumo alto de agua.

La Cavitación consiste en aplicar con un cabezal de ultrasonido de manera manual por un profesional, ondas de ultrasonido  a baja frecuencia  que se aplican sobre la zona donde se concentra la grasa para disolver las células adiposas desde su interior. Posteriormente la grasa se elimina con la orina o a través del sistema linfático. Esta técnica se utiliza para atenuar la piel de naranja, devolviendo el aspecto normal a la piel de las zonas tratadas, al tiempo que mejora la circulación, se eliminan toxinas y aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos y sin dañar la microcirculación. El ultrasonido ejerce un efecto físico sobre la zona corporal, que está determinado por la cantidad de líquido que contenga el cuerpo, es decir, entre más líquido haya será más efectivo.

Después de cada sesión conviene recurrir a técnicas de drenaje (masaje o presoterapia) para facilitar la eliminación de las células grasas y evitar que se reabsorban de nuevo, por ello nuestros packs siempre incluyen Drenaje Linfático Manual después de cada sesión.

Asimismo, con el fin de eliminar grasa y toxinas, las horas previas y posteriores al tratamiento se indica un alto consumo de agua. También es recomendable seguir una dieta baja en calorías desde días antes de iniciar el tratamiento de cavitación.

¿Cuál es la duración del tratamiento?

– 6 a 12 sesiones, con intervalos de 2 a 3 veces por semana.
– A partir de la 4ta sesión se empiezan a ver los resultados.
– Sesiones de mantenimiento 2 a 3 veces al año.

¿Zonas a tratar?

Toda zona del cuerpo con grasa localizada que pueda ser tratada previa evaluación de nuestros profesionales. 

Ventajas de la Cavitación

• Disminuye notablemente depósitos adiposos localizados.
• La piel se vuelve más elástica y tonificada.
• No causa dolor.
• Para todo tipo de piel.
• Métodos rápidos y personalizados en base a las características del cuerpo.
• Disminuye notablemente la piel de naranja o celulitis.

Contraindicaciones

La cavitación ultrasónica es un método muy seguro, sin embargo es importante considerar que no puede ser aplicada en ciertos casos que a continuación mencionamos, por eso es necesario siempre realizar una consulta previa de valoración para resguardar la salud.

• Pacientes con marcapasos u otros dispositivos electrónicos implantados.
• Pacientes con hipercolesterolemia.
• Pacientes con hipertrigliceridemia.
• Con insuficiencia renal.
• Con insuficiencia hepática.
• Mujeres embarazadas.
• Mujeres en periodo de lactancia
• Pacientes con epilepsia.

La cavitación no está exenta de riesgos y debe ser aplicada por un especialista en medicina estética, ya que no puede utilizarse en zonas próximas a órganos importantes, pues podría dañarlos. Además, el uso inexperto de los aparatos de ultrasonidos de baja frecuencia podría producir quemaduras y ampollas, dado el intenso calor que generan.

Agenda tu cita ¡Ahora!

Abrir chat